Muchas veces nos damos por vencidos con la primera dificultad que encontramos, ¿Cómo juzgas las circunstancias que te rodean? ¿Eres pesimista u optimista?

Vendedores de zapatos con visión diferente

Cuentan que un vendedor de zapatos fue enviado a una zona muy pobre. Cuando llegó quedó desalentado al ver que casi todos iban descalzos, así que mandó este mensaje  a la oficina de su empresa: “Perspectivas de venta: nulas, la gente aquí va descalza”

Más tarde, otro vendedor fue enviado a la misma zona. También de inmediato mandó un mensaje  a las oficinas centrales de su empresa: “¡Grandes posibilidades  de venta, aquí la gente va descalza!”

¿Eres optimista o pesimista frente a la adversidad?

¿Recuerdas  la historia de los 12 espías que  Moisés envió a la tierra de Canaán? Cuando estos hombres volvieron de su misión sólo 2, Caleb y Josué,  vieron grandes posibilidades de conquistar esa tierra, los otros 10 sólo se enfocaron en lo negativo, desanimaron al pueblo y lo llevaron a rebelarse contra Dios.

Y tú, ¿Cómo juzgas las circunstancias? Si estás viendo gigantes y por eso estás pensando rendirte y dejar de lado tus objetivos y sueños, recuerda las palabras de Josué y Caleb al pueblo de Israel:

«Si el Señor se agrada de nosotros, él nos llevará a salvo a esa tierra y nos la entregará. Es una tierra fértil, donde fluyen la leche y la miel.  No se rebelen contra el Señor y no teman al pueblo de esa tierra. ¡Para nosotros son como presa indefensa! ¡Ellos no tienen protección, pero el Señor está con nosotros! ¡No les tengan miedo!».
Números 14:8,9 (NTV)

¿Cómo juzgas las circunstancias que te rodean?

No importa cómo veas las circunstancias en este momento, por muy adversas que se vean y por muchos gigantes que habiten ahí, Dios te dará la victoria que necesitas si tú le crees y confías en Él.

¿Qué pasó con la gente que no le creyó a Dios? El relato de Números dice que los otros 10 espías fueron heridos de muerte por una plaga y el pueblo que se rebeló nunca entró a la Tierra Prometida.

Cuando estés viendo que las circunstancias son adversas, recuerda el mandamiento que el Señor le dio a Josué:

»Mi mandato es: “¡Sé fuerte y valiente! No tengas miedo ni te desanimes, porque el Señor tu Dios está contigo dondequiera que vayas”»
Josué 1:9 (NTV).

¡Que ninguna circunstancia te desanime, recuerda que Dios está contigo y te dará la victoria!