El abuso sexual en menores de edad sí se puede prevenir. Pero es una labor que recae en los padres y tutores. Sin la educación adecuada, los niños y adolescentes no podrán comunicar qué está ocurriendo. Por eso es primordial que exista una buena comunicación entre los padres e hijos. Esto no solo servirá para prevenir el abuso sexual, sino también otros problemas futuros.

Datos importantes que NO puedes ignorar:

—El 90 % de niños que son víctimas de violencia sexual conocen a su abusador. En el 30 % de esos casos, el abusador es un miembro de la familia.

—1 de 3 niñas y 1 de 5 niños será abusado sexualmente antes de cumplir los 18 años.

—La violencia sexual no hace diferencia de género. Tanto mujeres como varones pueden ser víctimas y perpetradores.

—Los niños con discapacidades tienen tres veces más probabilidades de ser víctimas de violencia sexual.

—34 % de los niños que usan el internet experimentan exposición no deseada a material sexual.

—El abusador no siempre es un adulto. El 23 % de ellos son menores de edad.

Habilidades que debes enseñarle a tu hijo para prevenir la violencia sexual.

Father playing with Toddler boy (2 yrs) : Foto de stock

A los niños puede ocurrirles algo malo en cualquier momento. Se caen y lastiman, alguien les hiere verbalmente y lloran, etc. Hay muchas situaciones que están fuera del alcance de los padres, pero que de todas maneras ocurren. Sin embargo, es deber de los progenitores educar a sus hijos para que eviten o denuncien sucesos peligrosos.

Estos son algunos puntos esenciales que debes incluir en la educación de tus hijos para prevenir el abuso sexual:

1. Fomenta la confianza. Tu hijo no te dirá cuando algo malo le ocurre si no le das confianza. Él o ella tiene que tener la seguridad que puede contarte lo que sea. Una forma de fomentar la confianza es demostrando interés. Pregúntale por cómo le va en la escuela, con los amigos, a qué está jugando, etc. Permite que se exprese y no sienta que está siendo juzgado (a).

2. Enséñale las partes de su cuerpo. No cometas el error de cambiar el nombre de sus partes íntimas. Enséñale cuáles son los nombres correctos. Según la especialista Natasha Daniels: ≪sentirse cómodo usando estas palabras y saber lo que significan puede ayudar a un niño a hablar claramente si algo inapropiado ha sucedido≫.

3. Enséñale que nadie puede tocar ni ver sus partes íntimas. Como adultos podemos creer que esto es obvio; sin embargo, los niños deben aprenderlo. Explícale a temprana edad que nadie tiene derecho a tocar ni ver sus partes íntimas. Enséñale que hay excepciones (visita al médico, en presencia de un padre o tutor); pero que debe avisar si alguien le ha pedido ver sus partes íntimas. Esto incluye si le han pedido fotos o que el mismo niño se toque y deje que alguien más le vea.

4. Instrúyele para que te cuente todo. Muchos abusadores usan la frase: ≪es nuestro secreto≫, para evitar que el niño lo denuncie. Otros incluso les dicen que harán daño a su familia. Por esa razón es importante que le enseñes a que te cuente todo, por más trivial que parezca. Cuando hablen, dale tu completa atención. El niño no te dirá nada si cree que no te interesas por lo que te está diciendo.

5. No lo expongas a internet sin supervisión. Según las estadísticas, los perpetradores sexuales se ponen en contacto con los niños a través de las redes sociales. Un error es dejarles que naveguen en internet sin supervisión, pues es allí donde los abusadores aprovechan. Si pones límites firmes en este aspecto, habrás salvado a tu hijo de potenciales ataques.

CASOS DURANTE LA CUARENTENA
Solo en los Estados Unidos, desde la orden de cuarentena, la mitad de las llamadas a la Línea directa nacional de agresión sexual fueron hechas por niños, las cuales incrementaron en un 22 %. El 79 % de víctimas dijo que vivía con su abusador y el 67 % identificó a su abusador como un miembro de la familia.
6. Enséñale a no enviar fotos suyas. La pedofilia en internet ha incrementado. Una de las formas más comunes es cuando los victimarios piden que el niño les envíe fotos. Incluso si son con ropa y parecen inocentes, enviar fotografías puede poner en riesgo al niño.

7. Usen una palabra clave. Utilicen una palabra que sirva de clave para que sepas si tu hijo (a) se siente inseguro. Si están rodeados de otras personas, el niño podrá usar la palabra y así hacerte saber que algo malo sucede y necesita tu auxilio.

8. No le ilustres una sola idea de villano. Los perpetradores no tienen una sola apariencia. Pueden ser maestros, familiares, otros menores de edad, incluso sus propios padres. Y si bien se cree que los varones suelen ser los victimarios, también hay mujeres abusadoras. Por lo que no se le puede inculcar al niño la idea que existe un único tipo de persona contra la que tiene que protegerse.

9. Enséñale que jugar no implica sus partes íntimas. Ponle una idea clara de qué es jugar y cuándo es bueno. Si alguien le dice que inventen un juego diferente, asegúrate de saber de qué se trata. Con esto no solo evitarás la violencia sexual, sino también otro tipo de violencia.